La historia del Dr. Spiller

Dr. Spiller

El Dr. Horst Spiller fundó, en 1965, Dr. Spiller Biocosmetics. Sus antecedentes a ésta etapa consistieron en la aplicación de la tecnología a los alimentos en lugar de a los cosméticos. Una parte importante de los tipos de emulsiones – combinaciones de aceite y agua – tienen un papel fundamental en la tecnología de los alimentos; la experiencia adquirida en este campo, permitió al Dr. Spiller estudiar y desarrollar emulsiones cosméticas desde una perspectiva totalmente diferente.

La historia de Dr. Spiller Biocosmetics

Inicialmente, el Dr. Spiller, había producido diferentes emulsiones – aceite en agua -. Siempre fue muy consciente de los efectos perjudiciales sobre la piel de emulsiones y conservantes. Su objetivo fue mantener estos ingredientes – que son “extranjeros” en la piel – a un mínimo. Para ello compró la mejor y más pura materia prima para sus productos. Obtuvo el agua destilada de Munich, a más de 300 kilómetros de distancia. Sin embargo encontró que un gran porcentaje de su producción sufrió un gran deterioro, debido a la mínima utilización de conservantes.

Decidió trabajar en una emulsión que permaneciera estable, sin la adición de grandes cantidades de poderosos agentes conservantes. Empleó emulsiones “aceite en agua” con el agua como elemento externo. A las bacterias les encantan el agua, por lo que la emulsión debía estar saturada con conservantes para eliminarlas. El Dr. Spiller sentía que él podría evitar el problema mediante la producción de una crema, donde las moléculas de agua estuvieran completamente encerradas en el aceite y, por lo tanto, protegidas.  En otras palabras, él quería invertir sus emulsiones de aceite para forma la fase externa, como una malla protectora. Las bacterias no pueden sobrevivir en aceite, por lo que este tipo de emulsiones son, en gran medida, un sistema de autoprotección. El componente de aceite puede conservarse con vitaminas C y E, ingredientes naturales que son beneficiosos para la piel.

Las emulsiones de “agua en aceite” son muy antigüas. Fueron mencionadas, por primera vez, hace más de 2000 años y se basaban en cera de abejas, aceite de oliva y almendra, con una sustancia alcalina obtenida a partir de la ceniza. Éstas fueron llamadas “cremas frías”. Más tarde llamadas “pomadas”, fueron producidas en Francia. Todas estas cremas tenían una desventaja importante: eran muy pesadas porque el componente de aceite debía ser superior al 50%. No existía la tecnología para producir cremas “agua en aceite”, en una forma ligera, preferida por el público.

El Dr. Spiller, durante 10 años, trató de hacer cremas ligeras “agua en aceite”, fáciles de aplicar y cómodas sobre la piel. Para lograr su objetivo, era necesario desprenderse de todo el conocimiento común adquirido sobre la producción de cremas para el cuidado de la piel. Su trayectoria previa, en la industria alimentaria, le permitió avanzar sobre su idea.

Este descubrimiento permitió al Dr. Spiller, reducir el contenido de aceite, en las cremas de “agua en aceite”, del 50% a un mímino del 19%. Fue capaz de reducir el contenido de emulsificantes en lociones al 0,9% y en cremas a un 3,5%. Y debido al mecanismo de “autoprotección” de sus emulsiones inversas, fue capaz de reducir los requisitos de conservación.

 

Sin conservantes

Pronto el Dr. Spiller lanzó una crema que estaba totalmente libre de conservantes. Esto atrajo la atención de las autoridades de salud del estado de Baviera, . El Dr. Spiller aseguró que, el producto “sin conservantes”, era verdaderamente seguro para el público. Después de varias pruebas exhaustivas del laboratorio estatal, se dedujo que la crema en cuestión estaba libre de conservantes y que era segura para el uso diario sobre la piel. Hoy en día, la gama de Dr. Spiller Biocosmetics cuenta con 17 productos libres de conservantes.

El descubrimiento del Dr. Spiller le dio otra ventaja, totalmente inesperada. Nuestra piel forma una emulsión natural de protección de grasa y sudor. Esta emulsión es del tipo “agua en aceite”. La grasa encierra las diminutas gotas de transpiración y forma una capa homogénea, protectora de la piel. Las cremas Dr. Spiller “agua en aceite” son, prácticamente, idénticas a esta emulsión natural; no perturban la estructura existentes y se mezclan armoniosamente.